Google+ Badge

martes, 5 de julio de 2011

¿Hablamos de trabajo?

En este tiempo en que estamos, vayas por donde vayas, el tema en todas las bocas es la escasez del trabajo, con cada vez mas parados y el de las empresas, sobre todo las de autónomos, que se están cerrando a mansalva.
Y se escucha de todo. Uno que está en esa atalaya de la prejubilación, poniendo velas a todos los santos para que no nos quiten la pensión después de tropecientos años cotizados, ya no se asusta casi de nada. Sólo de esta fragrante  herida abierta de cinco millones de parados, por donde se está desangrando este desdichado país.
Como siempre sucede en estas épocas de necesidades apremiantes, hay quien intenta aprovecharse de los trenes baratos, tanto por la parte empresarial como por la parte trabajadora.
No me resigno a no contar lo que se escucha de unos y de otros.
1.- Vicente lleva diez años dando cursos de formación para un banco de los de grandes beneficios. Este trabajo es de forma esporádica, ya que cada trimestre de cursos, lo dejan en el paro por cuatro meses.
De buenas a primeras le dicen que ya no se van a dar más cursos, así que adiós, sin reconocer el banco que tiene que indemnizar económicamente a esta persona. Para ello ha tenido que acudir al juzgado que ha fallado a su favor.
2.- El amigo Carlos trabajaba en una tienda de muebles con contratos de tres meses hasta que ya tenían que hacerlo fijo. Como llegó el verano, le dijeron que se fuera de vacaciones por su cuenta, y que en Septiembre si quería volver al trabajo, se hiciera autónomo y ellos le harían un contrato mercantil, dándole el 3% de lo que vendiera después de cobrarlo la tienda.
                                                                               
3.- A Lola la despidieron de una asesoría jurídica porque había poco trabajo. Le ofrecieron quedarse pero sin cobrar y sin plazo de tiempo, hasta que las cosas mejoraran.
4.- Antonio fue a una entrevista de trabajo para un puesto de comercial. Después de tres selecciones quedó finalista, por lo que le ofrecieron empezar a trabajar, pero que siguiera cobrando el subsidio de desempleo y ellos le pagarían comisiones por lo que vendiera, eso sí, en dinero negro.
También hay empresarios, buenos empresarios, que se quedan asombrados con algunos demandantes de trabajo.
                                                                                 
A) Un laboratorio farmacéutico quiere contratar a un joven que acaba de terminar la carrera de farmacia. Están de acuerdo en el sueldo y en el trabajo a desarrollar, pero el chaval dice que sus vacaciones las quiere en Agosto, por que es cuando las quiere su novia, y que cuando vaya a trabajar a otras provincias, se la quiere llevar con él e incluirla en las comidas y en la habitación que paga la empresa.
B)  A Mónica la contrata una pequeña empresa que lleva cuatro tiendas de camisetas unisex. A los diez días, un socio de la empresa pasa por la tienda donde debía estar la chica y la encuentra cerrada. Puestos al habla con la susodicha, argumenta que ha tenido que ir con su cuñada al ginecólogo, pero que iba a abrir por la tarde.
C) Un supervisor de una empresa de seguros, lleva a un grupo de promotores de ventas a un pueblo de los grandes. Cada uno de ellos lleva un listado de quince personas con las que han de contactar. Al ir a la ruta de uno de ellos, se lo encuentra junto con otros dos en un bar jugando a las cartas. 
Estos son algunos ejemplos escuchado de personas conocidas que merecen mi credibilidad.
                       
                                                                                                                                     
Por último hablar de algunos funcionarios. El jefe de personal del Hospital de San Juan de Dios del Aljarafe en Bormujos, hospital privado concertado con el SAS, me comentó que el absentismo laboral en dicho hospital está en el 0,18%. El porcentaje en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla es del 5,67%.
Tengo un sobrino, Enrique, que hace unos días lo dejaron parado. Le pregunté que como estaba y me dijo que bien, aunque desorientado, ya que no recuerda el nombre de los compañeros de su nueva empresa, Desempleo S.A.

1 comentario:

  1. En este tema,
    El del trabajo y el desempleo
    me temo que alguien esta haciendo las cosas mal,
    los unos o los otros,
    o tal vez los dos a la vez.
    Difícil dilema, pero como no nos pongamos todos ha hacer los deberes y bien, todo se ira a la mierda, luego ¿quien sera responsable?
    Mucho me temo que nadie quiere solución,
    mas parece que todos desean que se hunda el barco,
    o que un capitán nuevo flote la nave.
    Luego si el nuevo patrón del navío se equivoca,(Que mucho me temo que no las tiene muy claras)
    siempre tendrá la escusa que no había salvación posible.
    Yo soy autónomo, somos los que mas pagamos,
    y los que menos derechos tenemos,
    si se acaban los emprendedores,
    se acabo el futuro.
    ¿Quien quiere ser empresario?
    Un placer haberte leído.

    ResponderEliminar