Google+ Badge

martes, 29 de noviembre de 2011

Pongámonos en positivo, por favor

Es tanto el bombardeo de noticias, casi todas malas, económicas, políticas y sociales que recibimos diariamente, que nos sentimos apretados por una losa de pesimismo que bien pudiera inducirnos a perder de vista algunas grandes realidades que no vemos, cegados por nuestros propios y cercanos problemas personales.


                                                                              
Estamos sumergidos como país, queramos o no, en  la Europa Comunitaria. Aparte de los aciertos o desaciertos de nuestros propios gobernantes, tenemos que sufrir lo que se nos dicta desde las instancias europeas, lo cual limita sobre manera nuestro día de mañana más que el hoy por hoy, ya que al final los encarecidos prestamos que recibe el país lo tendremos que pagar los de siempre,  bien por la vía de impuestos directos o al consumo, bien con recortes sociales, etc., lo cual indudablemente nos hará perder calidad de vida.


                                                                                    
Dicho esto como preámbulo, quiero que desde la negrura en que nos creemos sumergidos, miremos un poco alrededor, pero saliéndonos de nosotros mismos y mirándonos como nos ven desde Sudáfrica, Argentina, India, Turquía o Nueva Zelanda.
España es una potencia económica en muchos ámbitos, aunque nuestra Prima de Riesgo esté  cerca de 500 puntos con respecto a Alemania, y además gozamos de una renta per cápita envidiada por gran parte de los países del mundo. (Buscar en Internet los datos económicos de España  en la Enciclopedia libre Wikipedia).


                                                                                 
¿A quién podríamos calificar como el “nuevo rico” del mundo? Sin duda todos apuntaríamos a China.
Pues bien, la renta per cápita de un chino es de 6.567 $, cuando la española es de 22.598$, todas las cifras referidas al año 2010, siendo China la segunda economía mundial y quizás la primera el año 2012.
Ni que decir tiene, que aunque los millonarios de este país sean muchísimos, la gran mayoría de chinos viven casi en estado de esclavitud, tanto por sus malas condiciones de trabajo, como por la falta casi total de beneficios sociales.


                                                                                   
¿Es comparable el nivel de China con la calidad de vida de nuestro país? Si quitamos dos o tres países del norte de Europa ¿Por quien cambiaríamos el nivel de la Sanidad Española? ¿Nos cambiaríamos por los Estados Unidos o por los ingleses? Yo desde luego no.
Y no olvidemos un dato. España sigue siendo la 12ª potencia económica del mundo y estamos tan integrados en la UE, que les vendemos el 73% de lo que producimos y le compramos el 67% de nuestras necesidades externas.
A pesar de un paro cercano al 22%, aquí nadie pasa hambre, aunque muchos se vean abocados a la caridad familiar o ajena. 
Yo, particularmente, no me creo las cifras del paro. En este país hay una economía sumergida, según fuentes solventes del estado y la UE, que cifran del 24% al 35%del PIB, unos 4,5 millones de trabajadores en situación irregular y que suponen el 5,6% del PIB.
¿Pides facturas cuando pintas el coche, empapelas tu dormitorio, arreglas los cuartos de baño o compras la leña para la chimenea? Todo eso va sin IVA y por lo tanto nos lo robamos del estado. Y ya no hablemos si nos tocase un buen pelotazo en la Primitiva, ¡lo que haríamos para evadir el máximo de impuestos!.
Por favor, tened fe e ilusión en el futuro y ganas de vivir el presente. Siempre sale el sol después de una tormenta, aunque esta dure meses. Sequémonos las lágrimas y empecemos a reír, aunque sea tímidamente, por nuestro futuro. Nosotros y nuestro Gran País se  merecen nuestro crédito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario