Google+ Badge

jueves, 29 de diciembre de 2011

Acabemos con el año


-Vamos, vete ya. ¡Deseo tanto perderte de vista!
-Ni que yo fuera el culpable de todo lo malo, respondió. ¡No irás a matar al mensajero!
-Por ti han pasado todas las calamidades que nos afligen: Paro, ruina, corrupciones diversas, machacarnos los ahorros. Hemos perdido un montón de ventajas sociales… Y que se yo cuantas cosas más, le dijo.


                                                                            
-Los tiempos y los años son siempre los mismos, sólo llevamos o traemos lo bueno o lo malo que hacéis las personas. Tenéis la responsabilidad sobre vuestros actos, para eso sois libres ¿No? No me culpéis a mí de vuestras dejaciones y meteduras de pata.
-Parte de lo que dices es verdad, le respondió. Pero hemos tenido muchos años buenos, felices o casi, y es normal que no nos resignemos a estos malos vientos que soplan en nuestras vidas. Casi nadie ha tenido ocasión de evitar lo que se nos ha venido encima. ¿O crees tú que somos culpables de tantos descalabros? 
-Hombre, quizás no todos seáis culpable de esta debacle, le argumentó. Pero ¿Quién si no, es responsable de tanto desatino y tanta rapiña? Es verdad que solo un puñadito de lo que llamáis “gente importante” lo manejan todo, pero alguien tendría que haber parado tanta especulación y tanta avaricia. Tenéis políticos que habéis elegido libremente y en quien habéis confiado. ¿Por qué no los castigáis ante su dejación de responsabilidades? Es que en muchos casos no solo no le recrimináis nada, sino que encima lo habéis vuelto a elegir a pesar de sus imputaciones y de sus juicios por robos de lo público en general y de lo tuyo en particular. Es una auténtica vergüenza, en algunos casos, que encima los hayáis premiado con la reelección hasta con más votos que antes.


                                                                             
-Todo lo que dices es verdad. Pero si no podemos confiar en nuestros gobernantes, ¿En quién si no? Buenos o malos son nuestros, nuestros inoperantes y golfos gestores de lo público. ¿En quién creer? Ahora muchos creen que los “tecnócratas económicos” nos sacarán del bache, y resulta en muchos casos, que esos mismos técnicos fueron los culpables de tanto desatino, y por otro lado, no querrás que venga algún dictador como los que propiciaron las grandes depresiones económicas del pasado siglo a solucionar todo esto. Eso es lo que les gustaría a algunos, que después de habernos quitado el trabajo, el dinero, las conquistas sociales, etc., llevarse por delante también  nuestra libertad en nombre de una vuelta a la tranquilidad y a los años felices. ¡No por favor! Vuelta atrás no. Creo que esa lección ya la tenemos aprendida.


                                                                              
-Bueno pues no te cabrees conmigo. Soy sólo el viejo año que se va. La alegría o la ruina que el año próximo traiga dependerá de vosotros, no del tiempo. El tiempo  siempre deviene, se sucede a sí mismo periodo tras periodo. Algún día se acabaran los amaneceres y los crepúsculos, los meses y todos los años, y ya no tendréis de que quejaros.
-Bueno, que eso sea lo último. Mientras tanto tendremos que buscar soluciones entre todos. Y poner en cuarentena a los “tecnócratas solucionadores” o a los “caudillos de la felicidad”, que son sólo y más que nada mentira. Sólo la ilusión en lo nuestro y el trabajo serio nos sacará de esto. Dejemos de echar la culpa a todo y a todos. Tú y yo somos el problema y la solución.


En Sevilla ,a punto de acabar el 2011

2 comentarios:

  1. Amigo ...
    A cada dia de nossa vida, aprendemos com nossos erros ou nossas vitórias, o importante é saber que todos os dias vivemos algo novo. Que o novo ano que se inicia, possamos viver intensamente cada momento com muita paz e esperança, pois a vida é uma dádiva e cada instante é uma benção de Deus.
    Da amiga Cátia
    http://catiaartesmanuais.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy de acuerdo contigo, pero creo que nos están apretando demasiado y siempre a los mismos. Quiera Dios que el próximo año esto mejore, pues si no veremos mucha miseria a nuestro alrededor, y no hay derecho que los que causaron esto sean cada vez mas ricos, y los demás cada dia mas pobres. Un beso y esperanzador año nuevo.

    ResponderEliminar