Google+ Badge

domingo, 6 de mayo de 2012

Macarena


                                                            

Te fuiste como el primer soplo del viento al marcharse el estío hacia otros campos, a otros cielos sin llanto ni dolor, donde siempre es transparente el azul del cielo y el agua de las fuentes en el deshielo, donde la alegría de lo cotidiano ya es eterna y donde el sufrimiento humano da paso a la tranquilidad del bien infinito.
Tu espíritu y tu cuerpo por fin descansan, pero ¿Qué hacemos los que echamos de menos tu simpatía, tus risas, tus bromas, tu categoría de ser humano? ¿Cómo aliviar de tu partida a tu marido, a tus hijos, a todos los que te quisimos?
Qué verdad es que valoramos las cosas cuando se pierden, pero es que no nos resignamos a tu ausencia. Confiamos en que todo esto sea un mal sueño, una pesadilla y que en cualquier momento despertaremos y podremos hablar contigo, y contarte nuestras pequeñas guerras, algunas miserias y que tu tendrías, como siempre tuviste, una palabra de disculpa, un halago, una caricia para esa persona  de la que hablamos y con quien tropezamos en los criterios o en las razones.
¿Cómo decirte que te quiero si estás ausente? Pero es que te siento a mi lado o sobre mí gastándome una broma, o escuchando esa risa cristalina con que siempre  nos animabas.
La usencia es el olvido, pero nadie desaparece si se le recuerda, y tú puedes estar segura que nunca se nos irás del pensamiento y que cada vez que digamos Macarena, aunque veamos a la Madre de Dios en la madrugada del Viernes Santo, estaremos acordándonos de ti, porque fuiste buena esposa, compañera, madre y amiga.
Hasta siempre Macarena y procura desde donde estés, que Dios y su Madre cuiden de los tuyos y que nos bendigan.

                                                                

                                                               
                                                                 
                                                                  
Desde mi llanto, a 6 de Mayo del 2012


3 comentarios:

  1. De nuevo te reitero mi mas sincero pesar. Animo.

    ResponderEliminar
  2. Lo sentimos muchisimo, siendo tan joven, nuestro más sentido pesame para toda su familia, besos Blanca y Roberto

    ResponderEliminar