Google+ Badge

martes, 4 de octubre de 2011

Nuevos mostos en Villanueva del Ariscal


Estas son las cosas que me gusta contar de mi pueblo de adopción, las cosas importantes por buenas, en un tiempo que los medios de comunicación solo dan malas noticias.
Aunque no es el caso de mi amigo, puesto que su padre Ángel Limón Castillo lleva toda la vida en esto, ya hay varias personas que ante la falta de trabajo, están haciendo su propio mosto, normalmente comprando uva y pisándola, aunque también hay quien arrienda una viña y se encarga de trabajarla, pues vender el mosto deja beneficios, pero esto es otra historia.
La de hoy es que por fin mi amigo Coco ha pisado el primer mosto de su bodega, lo cual es un acontecimiento que os voy a ir contando poco a poco, pues no quiero que se me quede nada en el tintero.
Todo empezó el año pasado, aunque la idea la llevaba madurando hace mucho tiempo. 
Mi amigo limpió de ciruelos el terreno de la  Viña “Buena Vista”, que es la antigua “arboleda” de la familia, plantando en una parte las cepas injertadas en “Garria” que tardarán sobre cuatro años en dar su primera cosecha.
Pero ya este año, con su amigo Manolo Silva y el dueño de la Viña “Cañamorá”, han estado trabajando en esta finca hasta conseguir una buena cosecha de uva Garrido Fino o “Garría”, como le llaman aquí.


La uva Garrido Fino es una variedad blanca que se da en la Comarca del Condado en la provincia de Huelva. De racimos grandes y compactos, con bayas grandes de color amarillo verdoso y sabores acuosos. 
Su graduación alcohólica no es muy alta, aunque con una maceración en frío da aromas frescos de limoncillo y hierba fresca. Acidez equilibrada, a veces con escaso cuerpo y ligero en boca. Da vinos jóvenes y frescos de consumo temprano. 
Para llegar a buen puerto con la excelente cosecha que se avecinaba tuvieron que contratar a guardas, pues suele haber bastantes vendimiadores de la uva ajena. Hubo que acondicionar y prepara el almacén del bar “El Coco” para hacer una bodega, con todo lo que conlleva de trabajo y dinero.




Primero había que comprar o localizar una prensa y después de muchas vueltas, encontraron una aquí en Villanueva, olvidada  en un solar al aire libre de la calle Cardenal Delgado a la altura del número once propiedad de la familia León, y que compraron por 500 €., aunque creo que en limpiarla y dejarla utilizable se han gastado el doble.
La prensa y el tornillo están fabricados en Francia entre finales del siglo XIX y principios del XX, y el cajón se ha hecho nuevo. La prensa lleva la inscripción: “preffoir americaim brevete”. “Marmonire brevet sgd Lyon”.
                           Manolo "El Coco" y Manolo Silva, los del centro

También adquirieron una moledora pero que no es despalilladora, ya que el escobejo de los racimos le sirve de drenaje a la prensa.

Les costó la misma vida desenterrar el tornillo, pues este estaba anclado a una piedra de grandes dimensiones, y transportarlo a la bodega donde hubo que hacer un agujero para meter tornillo y piedra a plomada, lo que supuso destrozar el suelo que había y hacerlo de nuevo.
Aparte del suelo, se alicató un foso para ir almacenando el mosto y decantarlo antes de pasarlo a las botas, siete toneles de 42 arrobas cada uno, que hubo que buscarlas, prepararlas y arreglarlas, más un montón de cosas que a mí se me escapan.


Por fin pisaron los días 9 y 10 de Septiembre  alrededor de 7.000 Kg. de “Garría”, saliendo unos 4.500 litros de mosto cuya graduación fue de 12,5º. 

La fermentación va a ser natural, por lo que creo que probaremos el primer caldo sobre la última quincena de Noviembre, aunque es curioso como ya a final de Septiembre había bodegas vendiendo mosto. ¿Como lo hacen? Pura química y manipulación.
Desde aquí le deseo a mi amigo Manolo toda la suerte del mundo, pues se la merece por tanto trabajo y tanta ilusión.  


(N) Si queréis ver el vídeo de la pisa, entrar en YouTube y buscar "Pisa de uvas tradicional y artesana en Villanueva del Ariscal 2011.

1 comentario: