Google+ Badge

martes, 19 de junio de 2012

La masacre de Hipercor


Hoy hace veinticinco años que unos asesinos, en nombre de no sé qué libertades o independencias, mataron a sangra fría a 21 personas entre los que había 4 niños, además de 45 heridos.
Fue en Hipercor de Barcelona, donde estos hijos de la gran puta, pusieron e hicieron explotar un Fort Sierra con 30 kg. de amonal y 100 litros de material inflamable, para intentar producir el mayor daño posible entre gente inocente. Y lo consiguieron. Todas las víctimas fueron civiles.
Y yo me pregunto, ¿En nombre de qué buena voluntad o buen sentimiento piden los políticos de turno que las víctimas perdonen a sus verdugos? ¿Hasta de la sangre han de sacar tajada estos cabrones?
¡Iros a la mierda!

                                                            
Son muy pocos los 790 años de condena a los siniestros terroristas de estas muertes.  
Qué padre o madre, hermano, abuelo o amigo puede perdonar la barbarie ocasionada por estos asesinos entre las familias  o en los sentimientos de tantos inocentes.
Ponte la mano en el pecho como víctima o familiar y di conmigo:
“Ni perdono, ni olvido, ni me creo un arrepentimiento de estos animales que duermen en sus celdas tan tranquilos, esperando que algún ministro oportunista se cuelgue la medalla de la reinserción de estos salvajes.

                                                             
 Y quiera Dios que jamás me los encuentre andando por la calle como gente normal, pues ese día, me tomaré la justicia por mi mano y me iré a la cárcel después de saber que he acabado con el asesino de mi hija, mi hermana, mi madre o mi nieta”. Entonces sí que dormiré a pierna suelta.
Ya está bien de ser buena gente. Si la autoridad judicial no es capaz de  legislar contra tan abominable maquinaria del mal, es que han perdido la autoridad que emana del pueblo.

                                                              
Siento  haber sacado hoy lo peor de mi mismo, pero me lo pedía el cuerpo después de escuchar a las víctimas hablando de la presión que se estaba haciendo sobre ellas para entrevistarse con los asesinos.
Se me dirá que yo lo que quiero es venganza y no justicia.
De verdad, si te hubiese ocurrido a ti ¿Tú qué harías?

Indignado, en el 19 de Junio del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario